Querido Héctor:

Hoy por la mañana me despertó un mensaje en donde se comentaba tu muerte. Busqué la noticia en twitter. El primer lugar en las tendencias no era tu nombre sino la palabra “descanse”. Los muertos se nos están juntando. Así son nuestros días. Veo las fotos que la gente sube a redes sociales, con todos tus personajes que respondieron a distintos momentos políticos de nuestro país. Yo me quedo con el Héctor Suárez que vi en mi niñez, en los años 80 con el programa ¿Qué nos pasa?, pero también el de finales de los 90. Bueno, creo que todas las versiones de tu proyecto me quedaron en la memoria. Creo que lo mejor que le puede pasar a un comediante es que las frases se queden para el uso público y que al pasar de los años se sigan usando. Yo sigo usando algunas como el “No hay”…

O el ¡Queremos Rock!

Y qué me dicen del ¡Chicharrón de puerco y puerca!

Y bueno, de Tomás ya ni hablamos

Para los que ya estamos rucos, hacer uso de algunas de las frases de Héctor Suárez es sinónimo de felicidad, nadie se resiste a soltar la risa. De inmediato bsucamos  en nuestra memoria  alguna película o programa; para comentarlo y seguir riendo, recordándote, pero ni modo, todo lo bueno se acaba.

Abrazo al cielo querido Héctor  y desde allá échanos un buen chiste para sobrevivir a todo esto que estamos viviendo.

Leave a comment