El jueves 5 de marzo será un día histórico para tod@s: estudiant@s, académic@s, trabajador@s y toda la ciudadanía. Está en las manos de tod@s el recuperar nuestra libertad de salir a la calle sin temor a perder la vida.

He tenido la oportunidad de platicar con algunos de los integrantes que en otros tiempos fueron mis alumn@s y sé que sus valores están destinados a cambiar de manera pacífica el entorno de una sociedad que está a agrietada, herida y moribunda.

El jueves 5 de marzo es la gran oportunidad histórica para hacer coincidir diferencias teniendo como principal instrumento nuestra palabra y el diálogo. Nunca perdamos la esperanza en el diálogo que sin duda alguna es el eje de una sociedad diversa y con aspiraciones democráticas.

El jueves 5 no importarán las clases sociales, las posturas políticas, el color. Mañana no hay ningún interés más que rescatar a Puebla de la violencia.

El jueves 5 ustedes, los jóvenes formarán una constelación de esperanzas, serán estrellas de un cielo que necesita su luz para alumbrar el camino de tod@s. Es el universo diverso y de una riqueza inmensa que estará plasmada en nuestra memoria colectiva como el día de los jóvenes que sueñan, que actúan, que reclaman un futuro lleno de esperanza y retos.

El jueves 5 de marzo el Valle de Cuatlaxcopan, lugar donde las serpientes cambian de piel, lugar donde los viajeros descansaban, lugar de universitarios, lugar de jóvenes, de sueños y diálogos, harán historia.

Leave a comment