Querido Feyo:

O Alfredo Ríos Palacios que creo que es como te llaman. ¡Caray! Hoy salieron varias notas informando sobre tu muerte. Bueno, la verdad es que no tenía el gusto de conocerte, pero es neta que eras el enemigo público no. 1 en México porque asaltabas bancos. Wow, wow, wow, benditos años ochenta. Creo que hemos llegado al límite de pensar que un asaltante de bancos (hoy en día) es una persona de lo más decente y refinada, si vieras querido Feyo todo lo que se ve hoy en todo el país. Con decirte que el año pasado hemos tenido más muertos que en la Revolución Mexicana. Los niños matan a sus maestras y después se dan un tiro, secuestran, matan a mujeres de una forma espantosa, matan porque les tocan el claxon o porque les cae mal el vecino.

Y bueno, ya ni hablemos de todo lo que pasa en el mundo paralelo nacional, el narco. No quiero llegar a eso porque haces PLOP como condorito. Tampoco creo que seas una buena persona, esos de andar asaltando bancos no está nada bien, pero me sorprende que por eso te consideraron el enemigo más peligroso de la sacrosanta sociedad mexicana de la época.

En este momento estoy pensando quién podría ser el enemigo público número 1 de la década pasada y bueno, a pesar de que me llega a la mente el Chapo, creo que varios podrían ocupar ese lugar. Está reñida la pelea.

Me dicen que eras bueno para la cantada y hasta le hacías a la actuación, qué maravilla, podrían decir que eras un criminal muy completo, de esos que se antoja conocer.

Buen viaje Feyo

Leave a comment