Querido Evo:

¡Bienvenido! Perdón por el desorden de la casa, pero aquí no hemos podido ponernos de acuerdo para tener todo en orden y limpio. Pero ya sabes, “tu casa es mi casa” ¿Ya habías escuchado esa frase? Bueno, nosotros la usamos mucho aquí, sobre todo allá, con nuestros paisanos en gringolandia. Creo que muchas familias mexicanas entendemos muy bien por lo que estás pasando. Es muy doloroso tener que salir huyendo de tu país por la razón que sea: pobreza, hambre, conflictos políticos. Sí, te entendemos bien, lo que duele es dejar los sueños.

Te pido por favor que no hagas mucho caso a todo lo que s dice en twitter, a veces el enojo propio, hacia la realidad que vivimos en México nos hace mezquinos, nos hace olvidar la gran tradición de México como un lugar de asilo que más allá de ayudar a los que vienen, los que realmente salimos beneficiados somos nosotros, todos los mexicanos.

Hace unos minutos acabo de repasar todo lo que está sucediendo en Bolivia y lo primero que me vino a la mente fueron los años cuando nos enteramos en México que un presidente indígena había llegado al poder, noticia que nos llenó de felicidad y esperanza. Ahora vemos el revés del racismo, así nada más.

Por lo mientras querido Evo aquí tienes amig@s, si vienes a Puebla no dudes en llamarnos para echarnos un mole, una cemita, unos tacos árabes. Verás que te sentirás un poco mejor.

Abrazos

Leave a comment