Mostrología del cine mexicano

mostrologia2

 

Ay los mostros mexicanos. Esas cosas entre muestra del ingenio nacional o monumento a nuestra mediocridad. Pero siempre divertidos y sin olvidar que todo lo que no es realismo en México está condenado al olvido, al ninguneo, al subgénero. Lo mismo pasó con la literatura fantástica en el siglo XX; siempre fue un género que se marginó.

Al parecer la situación está cambiando, desde principios de este siglo ha surgido una despunte del género fantástico y desde luego que para que eso suceda es importante hacer un recuento de los antecedentes, de las distintas manifestaciones que han picado piedra en el mundo fantástico. Ese es el valor de este libro coordinado por Marco Gozález Ambriz, José Luis Ortega Torres, Octavio Serra y Rodrigo Vidal Tamayo. Ellos fueron los que se sumergieron en el mundo de los archivos ¡qué viaje! para catalogar los distintos tipos de mostros que han protagonizado en Cine Mexicano.

Con la aparición de la cultura de masas, muchos de estos mostros renacieron a través de los medios impresos o electrónicos, llámense historietas o radionovelas, y a pesar de que el soporte material los dotó de una solidez inalcanzables en la tradición oral es innegable que su presencia siguió siendo fantasmal. (13)

Así llegamos a su división casi borgeana:

  • Alimañas
  • Aparecidos
  • Brujas
  • Chamucos
  • Chupasangres
  • Electrodomésticos
  • Etes
  • Humanoides
  • Momias
  • Peluches

Otro de los puntos virtuoso del libro es la filmografía del cine fantástico mexicano y las biografías de muchos de los mostros. Como bien dicen los autores, no se trata de hacer análisis, sino de rescatar esta parte del cine mexicano que al parecer no es bien visto por el canon.

 

 

Leave a comment