Los Siete puercos mal contados de Hugo César Moreno

portada_puercos
Portada de la primera edición de Siete puercos mal contados de Hugo César Moreno

Después de mucho tiempo vuelvo a tener noticia de Los Bastardos de la Uva, un grupo de buenos bebedores que en alguna ocasión acompañaron a Eusebio Ruvalcaba en la presentación de su poemario Mariana con M de música. Fue un día intenso y espectacular y bueno, además de saberse divertir, Los bastardos, entre otras cosas, editan una selecta selección de literatura marginal, al principio desde su revista y ahora desde la editorial.  Bueno, no sé si realmente sea marginal, pero podríamos decir que es la literatura que jamás se editaría en sellos comerciales. En verdad y qué bueno.

Siete puercos mal contados de Hugo César Moreno, es una colección de relatos ideales para los que gozamos del humor intensamente negro, ácido y brutal. Hay que dejar en claro, que si eres de los lectores que te ofendes con rapidez, mejor busca otra opción para pasar la tarde. Entonces, una vez hecha la advertencia…

Si bien, el título, la portada son elementos fundamentales para enganchar con el lector, quiero decirles que los títulos de los relatos son los mejores que he visto en los últimos años: “El inefable ataque del mundo bizarro ocasionado por una vagina perdida” o qué tal: El heroico relato de las justas acciones del Comando Defensor de los Vegetales (Codeve) y el triunfo de los especistas” o “El jotísimo descubrimiento del camarero en el Gay friendly hotel de jototitlán pueblo mágico, en medio del guayabal”. ¿Qué tal? Verdad que son muy buenos… Y lo mejor de todo el libro, sin duda, son las reacciones que puede dejar al lector. No creo que sea un libro que se te pueda olvidar a los pocos días después de leerlo. Lo odias o de plano sueltas la carcajada, como fue mi caso. Continuamente el texto pudo divertirme, la crítica en forma de humor de Hugo César Moreno demuestra que la capacidad de observación de las formas cotidianas de vida de las ciudades occidentales (chilangolandia) que juegan a la “modernidad”, a una especie de evolución que desconcierta y que a veces se dibuja como absurdos dignos de una buena broma.

hugo_cesar_moreno_hernandez_cronica
Hugo César Moreno

Eso es lo que hace Hugo César Moreno, expone los absurdos, las tonterías, los poses, la “tendencia” de las clases acomodadas y les pone una bomba para destruirla con humor. Temas como la ciencia, la tecnología, especismo, los veganos, los defensores de los derechos de los animales, la superación personal, son los temas con los que juega el autor. Sí, hay que decirlo, es un libro incorrecto,  políticamente súper incorrecto, no es una damita de la literatura, sino un puerco mal contado, que le gusta salpicarse de la basura, del lodo, de todo lo que anda sobrando en la calle, en los cuerpos, se nutre de todo lo que apesta, pero me imagino que así tiene que ser la literatura, sincera aunque duela, provista de honestidad brutal.

Muchos aún seguimos pensando que los libros son ese pequeño reducto en donde el ser humano puede ser como quiera ser. Esa posibilidad es rozar la libertad.

 Como casi siempre lo hago, les ofrezco algunos fragmentos del libro que fui subrayando para que puedan leer y gozar de la prosa de Hugo César Moreno:

 “En ese momento una punzada en los testículos me advirtió sobre algo: el mundo estaba perdido”. (p. 7)

“Cuando él resultó no ser él, cuando resultó ser un Moisés pirata, una versión deformada, desmejorada, pasada por una putiza inmisericorde…” (p.8)

 “Existe una repetición del mundo, existe el multiuniverso con diferencias de grado, de imbricación. Millones de mundos repetidos, en unos estás, en otros no, pero todos son versiones únicas, exclusivas y excluyentes, imposibles de traslaparse. Sin embargo, cada mundo tiene una repetición bizarra, sin nobleza, una versión pervertida del mundo que copia de mala manera.” (p. 9)

” …no soy del tipo propositivo activista salvador de las ballenas, tampoco soy el tipo activista feisbuquero que se indigna cuando maltratan a los perros, en ese momento fui señalado por las fuerzas del universo como el arma defensiva, la vacuna, la respuesta contra el ataque del mundo bizarro.” (pp. 9-10)

 “El estómago me tapó la garganta, vomité en el bote de basura, me sentí verde y las manos me hormiguearon. Encendí un cigarrillo y chupé con celeridad, un nerviosismo caga palos me aclaró la mente: era el llamado de siempre, debía salvar el mundo, no tenía de otra: putísima y reputísima madre.” (p. 13)

 “No mames, yo chambeo ahí, pa qué tanto pedo. Simón, chambeas ahí, pero no con los valedores vergas, nomás en la fachada, nosotros defendemos el mundo de ataques interdimensionales acá, de los pasados de verga, de las broncotas chonchas y no mamaditas, y estamos en pedos, mai friend, mai fiend is di end, simón, acá. Ajá, entonces yo qué. Pus tú mero eres el ñero acá, con los tenates pa romperle su madre a la invasión del mundo bizarro, me cai, neta, no hay más, y si tiburón comes, tons la armamos, si Nelson, nos carga patas de bola, culero, nos carga la chingada. Va, supongamos que acepto ¿Qué debo hacer? Chido, bróder, chido, chido, chido, tá pelado, tienes que descubrir la fuente de energía del portal dimensional entre nuestro mundo y la repetición bizarra ¿agarras la onda? Te la tienes que reventar, a la verga, pum, pum, pum, zaz, zaz, zaz, les das en su madre y, vientos valedor, la libramos y sin pedos ¿cómo ves?” (p. 15)

 “El encuentro entre la movida jipijipster y las tribus veganas desencadenó una revolución cultural tan cruel como cualquier revolución cultural: a punta de violencia oculta por los buenos sentimientos y la superioridad moral, lo que parecía una moda de la web aterrizó en la cotidianidad con leyes severas, primero contra el maltrato animal, después se metió a la cocina de la gente.” (p. 26)

 “¿Mala noche? No. ¿Pesadillas? Ja, déjame adivinar: soñaste con un pitote entrando a tu casa, como una pinche boa constrictor, arrastrándote lenta y venenosa, con el puto ojillo sonriente y hablándote, te voy a coger, le decía, te voy a coger, me voy a chingar esas nalguitas.” (p. 85)

2 Comments

  • pedro gonzalez
    Posted April 26, 2016 3:43 pm 0Likes

    COMO PUEDO CONSEGUIR ESTE MATERIAL PORCINO, SOY DE PUEBLA ESPERO SU RESPUESTA

    • Ricardo Cartas
      Posted April 27, 2016 3:53 pm 0Likes

      Hola Pedro, yo creo que lo tienes que pedir a la editorial. Busca su web, ahí seguro lo encuentras

Leave a comment