Una clase de literatura a partir de los tacos

Taquero
Hoy como es el Día del taco hice un paréntesis en mi curso de distopías y armé una sesión sobre la tecnología que ha hecho evolucionar los amados tacos. Para esto, eché mano de unos de los libros más divertidos que he comprando: La tacopedia libro editado por Déborah Holtz y Juan Carlos Mena.

Tacopedia_opt

La clase consistió en primer término en hacer la lectura de la primera parte que lleva por título “Para abrir boca”, en el cual se relata la historia del maíz. La historia de esta planta es súper interesante, ya que no se considera como una planta que surge de manera natural así como la conocemos, sino que ha sido intervenida tecnológicamente por el ser humana para domesticarla. Es decir, a pesar de que me quise alejar de la Ciencia Ficción que han poblado el actual círculo de lectura, la tecnología se manifiesta. Sin embargo, llegamos al clímax cuando leímos la aportación del nixtamal, el proceso que permite que tengamos tortillas para el taco.

También hicimos la lectura de algunos testimonios de los taqueros que se incluyen en el libro y después hicimos la reflexión de cómo se han incorporado distintas culturas culinarias en el taco. El mejor ejemplo y que no se incluye en esta Tacopedia es nuestro poblanísimo taco árabe. Cuando lancé la pregunta a los chicos sobre el origen de estos tacos ninguna pudo tener una respuesta cercana. Afortunadamente Paco Coca recientemente publicó en radiobuap.com un muy buen artículo sobre estos tacos.

Creo que la historia tuvo un buen impacto y gracias a los tacos árabes tuvimos oportunidad de charlas sobre lo benéfico de las migraciones. Tuvimos oportunidad de compartir cuáles fueron nuestros orígenes y cuáles son los platillos que nos identifican con ese pasado. Es increíble la diversidad que puede haber en un grupo tan pequeño. El ejercicio final es un súper viaje. Después de todo lo que leímos, ahora hay que redactar una historia futurista sobre la evolución de un platillo. ¿Cómo será el mole de Cholula dentro de 5,000 años? ¿Cómo serán los tacos de marchitos dentro de 100? ¿Cómo te imaginas que sea el aguachile en 3,000? Bueno, pues eso es lo que leeré en una semana.

 

¿Qué opinan de mi tía sexy Felipa Cartas?


images_opt

 

Hace unos meses me enteré por parte de mi hermana Coty Cartas que hubo una actriz con el nombre (artístico) de Lina Marín, pero que su verdadero nombre fue Felipa Cartas. Obviamente es de Oaxaca, específicamente de Unión Hidalgo y murió en 1989. Algunas páginas de internet nos dicen que actuó en películas como Un hombre llamado Caballo (1970), El bueno para nada (1973) y Lo que importa es vivir (1987).

Lástima que nunca la conocí y lástima que no fue mi tía. Sin embargo, tengo confianza en tengamos algún parentesco, finalmente hay pocos Cartas en el mundo y mi tía…qué les puedo decir si ustedes mismos la están viendo.

images (1)_opt

 

Me hubiera gustado contarles que con la tía pasé muy buenos momentos. Sí, que desde niño me la pasé con ella ya que mi mamá me dejaba todos los veranos con la tía sexy y actriz, sí, siempre me la pasaba con  ella en los días de filiación, en las fiestas con los artistas y escritores. Ella era siempre el alma de la fiesta, sobre todo cuando le ponían algún mambo, ella sacaba a bailar al primero que estuviera al frente y la fiesta comenzaba. Nunca dejó que yo viera de más. Cuando la fiesta comenzaba a subir de tono me llevaba a su habitación y ahí la esperaba todas las noches durante muchos veranos. Era como su hijo. La mejor temporada fue cuando hizo la filmación de la película con Capulina, este canijo gordo pasaba mucho tiempo con mi tía. No podía entender por qué ella la pasaba bien con Capulina. En el cine era simpático, pero afuera era de lo peor… Claro, esto me hubiera gustaba haber vivido con la tía Felipa, lástima que ya la conocí después de mucho tiempo de su muerte.

 

¿Quieres que te coma?

 

Taquero-Cartas_opt

Pues ya llegó la historia de abril de 2017. La idea es publicar una de estas historias de manera mensual. En esta ocasión les traigo la historia del Tigre, un taquero obsesionado con la música de José Luis Perales (sí, ya sé que es medio de mal gusto, pero de eso se trata), dueño de una capacidad extraordinaria para ver el futuro de la gente, así como de un sazón único que vuelve loco a cualquiera, incluyendo a Yuri Popoca, su amante que terminó siendo mordisqueada por su taquera preferido.

No les vendo trama.

Es más, lo recomendable es que este cuento se lea con una orden de tacos de machito y una cervecita para que baje con gusto.

Los poco amigos que han leído esta historia me dicen que su vida cambió, que nunca más podrán ver a su taquera preferido con los mismos ojos. Ustedes me dirán cuando los encuentre en la calle o en alguna taquería.

Hoy hace 6 años nació el amor de mi vida

Indi_opt

 

Seguro ya la conocen; sí ella es Indira Cartas Flores, mi hija y es el amor de mi vida. Hoy hace seis años nació y desde ese día mi vida ha dado muchas vueltas (más de las normales, pues). Sí, aún recuerdo el momento en que Mayra me dijo que estaba embarazada. ¡Tremendo! En ese tiempo tenía 31 años y bueno, ya tampoco era un chamaco. Ahí comenzó la aventura. De las cosas que más recuerdo es que al inicio del embarazo, los estudios nos decían que iba a ser niño, entonces yo decía que estaba en proceso Ricardo III, después que no, que era niña y entonces ahí sí no dudé en el nombre: Indira. Si ustedes me preguntan por qué, la verdad es que sólo me gusta cómo suena. Después investigamos que era alguna diosa extraña del amor y la sabiduría.

Después vinieron los preparativos para el nacimiento. Sí, nosotros también fuimos a un curso sábado, tras sábado, en donde nos enseñaban respiraciones, uso de los instrumentos básicos para la hora de los pujidos y gritos, no sé, quizá fueron unos dos meses de curso que terminó sirviendo para nada porque a la hora de la verdad la doctora dijo: No, pues la cosa se complica, tiene que ser cesárea. Y así fue.

Entré al parto, claro, y contra todas las apuestas soporté las imágenes llenas de sangre. Todos pensaban que me iba a desmayar, pero la verdad es que no me pasó nada, ni siquiera un mareo. Al contrario, creo que hasta estaba tomando un video de cómo salió Indirita de la panza de su mamá.

iNDIRA

Por cierto, ella nació a las 19:35 hrs. Y en aquella época aún tenía un blog en donde hice una breve nota sobre el nacimiento de mi hijita.

Cuando Uber te roba

Screenshot_2017-03-25-15-31-26_opt

Yo era muy fan de Uber. Era de los que pensaban que el Uber iba poder desaparecer del mapa a los taxis. En verdad estaba seguro de que eso iba a pasar, pero hoy me doy cuenta que Uber tiene desventajas terribles. Les voy a platicar lo que me pasó la semana pasada.

Como ustedes ya saben, toda la semana anterior estuvimos haciendo parte de la transmisión de Radio BUAP desde el CCU debido a la Feria Nacional del Libro. Desde mi casa no hay transporte público que me lleva para allá y la verdad es que sí me daba un poco de flojera llevar mi bici hasta allá. Hoy pienso diferente, claro.

Pedí mi Uber y llegó sin ningún problema. Ya casi estaba llegando al CCU cuando un amigo me mandó un mensaje para recordarme una reunión que desde luego se me había olvidado. Entonces le dije al chofer que nos jaláramos para el centro y así lo hizo…perooooo, sí, mejor vamos a poner en mayúsculas PERO…

Y yo aún muy decente le dije, oye, si quieres te doy la diferencia en efectivo. Primero el chavo se negaba, pero terminó aceptando lo que le di. Muchas gracias joven, que le vaya muy bien. Y bueno, creo que a ese chofer le fue muy bien, pero a mí no. Al llegar mi notificación, casi dos horas después, resulta que había ido con mi viaje hasta casa del diablo y yo ya debía casi $300, sí, así como lo oyen, de un viaje que me iba a costar $70, terminé pagando $300. Es terrible, ¿no? ¿Y ustedes creen que ese chofer no se dio cuenta de que me había robado?

Sí, quizá Uber no tenga la culpa de esto y también muchos me han dicho que hable para reportar. La verdad es que ya desapareció de mi celular esa aplicación. No quiero que me regresen nada, así es como tenía que aprender la lección. Un tache enorme para Uber, tan bien que me caían.

Un poema al insomnio y a las hormigas

insomnio

Algo te despierta

Son las hormigas que descubrieron

El camino en tu memoria

Nunca descansan

 

Paso a paso

Las siempre trabajadoras

Cargan en su lomo

La carne, el desperdicio

Que van encontrando en ti

 

Abres los ojos

Escuchas el silencio

La nada, la oscuridad

Buscas en la casa y no hay nada

 

 

Tus pies aplastan las hormigas

Crujen, son tantas

Crujen tus recuerdos

No hay nada, salvo tu insomnio

Ideas para una clase con El programa en doce pasos de Godzilla

Joe

El cuento de Joe R. Lansdale que lleva por título El programa en doce pasos de Godzilla es uno de esos textos que todo profesor de literatura debe tener bajo la manga. Bueno, siempre he pensado que es un texto sin falla, que los chicos saldrán muertos de la risa de la clase; no sé, mañana mismo haremos la prueba. Sin embargo, lo que me preocupa un poco es cuál será la actividad con la cuál podamos socializar la lectura, expresar los puntos de vista y sobre todo hacer la lectura entre líneas del texto.

El título nos lleva a pensar que Godzilla es una metáfora de un ser derrotado por la culpa, moldeado hasta el límite de quitarle sus instintos más naturales aunque estos no seas los más positivos o civilizados. Además, se pueden observar otros monstruos clásicos de la cinematografía como Kong y Gorgo, los cuales se ven acabados y nostálgicos de su pasado bestial. Hasta ahí lo dejamos, no creo que valga la pena que les venda la trama de todo el texto.

Gorgo_1961

¿Qué les parece si les dejo el link de la pequeña reseña que hice sobre la Monstrología del cine mexicano de Marco Gozález Ambriz, José Luis Ortega Torres, Octavio Serra y Rodrigo Vidal Tamayo, en la cual se incluye la siguen clasificación:

  • Alimañas
  • Aparecidos
  • Brujas
  • Chamucos
  • Chupasangres
  • Electrodomésticos
  • Etes
  • Humanoides
  • Momias
  • Peluches

 Después de que ya escogimos a nuestro grupo de monstruos, ahora les propongo escribir la historia con un punto de vista distinto. No creo que sea conveniente que sean perdedores porque de hecho lucen y son unos perdedores. Valdría la pena describirlos como seres ganadores, adaptados al sistema corrupto mexicano al cual pudieron acceder gracias a las relaciones que crearon desde el cine mexicano. Sin embargo, siempre les entra la nostalgia por su pasado en el que no causaban miedo, pero sí muchas risas. Puede ser, quizá con eso tengamos una clase divertida.

 

Cuando pienso en Oaxaca, siempre imagino una Tlayuda

IMG_20170320_102231_opt-3

Después de muchos años regresé a Oaxaca. Aunque mi papá y mi mamá son de Istmo de Tehuantepec Oaxaca, he visitado pocas veces la capital del estado, aunque eso no quiera decir que no tenga mis amores con lo Oaxaqueño, sobre todo con su comida y sobre todas las cosas con sus Tlayudas.

IMG-20170318-WA0004_opt

 

No cabe duda que Oaxaca se hizo para comer y para ser feliz. Es increíble la cantidad de platillos que uno puede probar. Y siendo un Pipope Goloso pues imagínense. De hecho iba a ser un post general sobre todo lo que comí, pero sería algo muy extenso, así que me decidí por la Tlayuda, símbolo del Oaxaqueño

 

 

 

 

IMG_20170319_105514_opt

Desde los primeros minutos que estuve en Oaxaca de inmediato fuimos a un mercado en donde me prometieron que habían las mejores Tlayudas de la ciudad. No sé si fueron las mejores pero me supieron a gloria ya que llevaba todo el día sin comer. Siempre me he lamentado que en Puebla no haya un buen lugar en dónde comer estas maravillas. Y bueno, les debo de confesar que tampoco a mi mamá le salían muy bien que digamos.

IMG-20170318-WA0006_opt

Ideas para una clase con 1984

1984_1_opt

Lo peor que puede hacer un profesor es dejar a sus alumnos plantados. Aunque a veces no está en nuestras manos porque finalmente siempre tenemos eventos extraordinarios que a veces no nos dejan llegar a la clase. Pocas veces lo hice, pero ahora me pasó y creo que fue muy costoso para el clima en el grupo. Así que en la próxima clase la mayoría de los chicos me dejaron plantado. Afortunadamente un par de alumnos llegaron y pude mandar un mensaje de voz en el grupo de WhatsApp para disculparme y avisarles que nos veíamos (sin rencores) en la próxima clase. Creo que es un detalle que también valoraron porque en la próxima clase hubo dos chicos que faltaron y tuvieron el detalle de avisarme. Eso me encanta, poder trasformar una situación adversa en algo positivo, por lo menos tenemos más confianza y no que me vean como un Dictador…

Bueno, pues bajo ese contexto me presenté a la próxima clase para hablar una de mis novelas de cabecera 1984 de George Orwell. De hecho, mi novela Bilopayoo Funk es una versión libre de la novela de Orwell, sólo que en lugar del Big Brother aparece una Big Sister. Pero bueno, vamos a la clase. Inicié platicando un poco sobre el contexto histórico en el que se escribió. Esa es la parte que debes de cuidar muy bien, porque la generación actual de universitario está vacunada contra los choros dogmáticos; sin embargo, siempre es necesario. Tuve que hacer la aclaración que 1984 es una de las novelas que más han penetrado en la cultura popular. No sé si exista una obra que haya inspirado un Reality Show más importante de la historia de la televisión y que a los que se inscribieron para participar los trataban como verdaderos subordinados. Además de tener un par de buenas películas en versión libre Brasil y El dormilón.

Hicimos la reseña de la novela y después…

Ahí es donde te das cuenta quién realmente digirió la novela. Quizá varios pudieron hacer la lectura, pero finalmente ese no el mérito, lo interesante es qué se queda en esas cabecitas y cómo lo pueden utilizar para crear nuevas historias.

La mayoría de los textos le daban seguimiento a las tendencias: tecnología, salud, política; sin embargo, por ahí hubo un planteamiento interesante:

Un mundo gobernado por mujeres, dejando a los hombres en la subordinación…

Entonces ahí es donde se presenta el tema para discutir. Lancé una pregunta si ese planteamiento era distópico. Algunos dijeron que no, porque sí era utópico que las mujeres llegaran al poder; sin embargo, las alumnas fueron las que aclararon que sí era un planteamiento distópico el hecho de que se llegara al poder y que se tratara como subordinado al hombre. Lo utópico es que si las mujeres al llegar al poder trataron como iguales a los hombres.

La escritura de los textos provoca, si te pones atento, una discusión que los chicos pueden llevarse como experiencia significativa. Esta actividad no se calificó, presiento que no le iba a ir muy bien.

Sí, sí salí en el programa de Chumel Torres

IMG_20170319_111949_opt

Equivocarse es de lo más vergonzoso y traumante. Bueno, en realidad nos han enseñado que es vergonzoso y traumante, así como nos han enseñado (en su momento) que el tenedor debe ir a la izquierda y el cuchillo a la derecha; acuerdos sociales que funcionan como inhibidores creativos. Si hacen memoria y recuerdan las escenas de cuando te pasaba tu maestra de primaria a exponer el tema del día anterior y aunque sí habías repasado, la situación, la sombra de tu maestra o las miradas de tus compañeros (como miras de arma potente) Pum, hacía que te invadiera un pánico escénico que sin duda hizo que te equivocaras.

Pero también los tigres, los que saben muy bien sobre situaciones difíciles, de pronto, se les cruza algún cable y se equivocan. Algunos explotan del enojo, otros se frustran y nunca más lo vuelven a intentar, pero hay quienes hasta se divierten de las tonterías que hacen. Una de las equivocaciones de las que fui testigo y de la cual aprendí muchísimo es cuando hace años fui a un concierto de Radio Head en el Foro Sol. No sé qué canción era, pero Tom York y el bajista Colin Greenwood no se pudieron acoplar y repitieron un par de veces el inicio de la canción frente a miles y miles de personas. Tom York ante tal situación sonrió y volvió a empezar. ¿No es acaso lo que todos debemos de hacer? Sonreír y empezar desde el inicio…pero algo desafortunadamente nos llena de amargura y decepción que nos paraliza y nos frustra.

Hay equivocaciones terribles, de las cuales nos recuperamos con mayor dificultad, pero todo tipo de equivocación significa una lección de vida. Pero la peor “equivocación” es no reconocer que la hemos regado y hacer como que no pasó nada. Mis equivocaciones son tan emblemáticas desde niño que hasta la fecha mis amigos me las recuerdan, como cuando fallé un tiro en un partido de futbol con el cual pudimos haber empatado el partido contra la escuela que siempre nos goleaba. Otras, propias de adolescente idiota y después las de adulto, es decir, las equivocaciones siempre han sido parte de mi vida y aunque sigo enojándome, también han sido una gran oportunidad para ir mejorando y tener más experiencia.

equivocaciones_opt

Equivocaciones míticas hay por montones. La más reciente y escandalosa fue en la ceremonia de la entrega del Oscar hace unas semanas. Aquí les dejo otros casos de equivocaciones históricas.

Mi más reciente equivocación fue en el programa de Chumel Torres. Fue una situación súper divertida, porque escogieron a algunos de los asistentes para hacer unas entrevistas con un tema sorpresa. Cuando me tocó pasar al foro me sentía seguro, pero el gran problema fue que me pidieron quitarme los lentes. Fue una sensación terrible, no podía enfocar y me sentí súper nervioso. Ante las preguntas me equivoqué un par de veces y bueno, finalmente esas partes no salieron en el programa; sin embargo, investigué y ya salí de dudas. A ver, quién de ustedes sabe la respuesta correcta ante esta pregunta: ¿Es posible infectarse de VIH si una gota de semen cae en ojo?