#RecomiendoLeer

Los suplicantes, de Ricardo Cartas, por: Patricia Gutiérrez-Otero y Javier Sicilia

javier_sicilia_caravana_usa
Intensa prosa, tumultuosa, con frecuencia caótica, a veces descuidada, que, como medusa, atrapa: la belleza no es pura, está vida, como la verdad. En Los suplicantes (BUAP. Colección Asteriscos, 2008, 199 pp.)
Ricardo Cartas, joven escritor nacido en el año de gracia de 1978, autor de La noche de Karmatrón y Tus zapatillas suenan a sexo, e integrante del movimiento ultracostumbrista, nos ofrece una novela corta que promete mucho. Además de cautivar la atención del lector, quien debe sortear el “no saber” en que el autor lo suspende con gran maestría y con múltiples guiños, y de evitar cerrar el libro a causa de, para algunos, la crudeza del mundo que devela y en la que, al inicio, Ricardo parece regodearse, Los suplicantes nos confrontan con la realidad del poder meternos de lleno en sus entrañas: desde el poder físico y sexual hasta el más terrible: el poder que se busca, se recibe, se actúa, y envuelve como una gran telaraña.
                Perla –aliteración de la ciudad a la que posiblemente se refiere, sin dejar de ser un lugar de ficción-, es una ciudad de ángeles y apóstoles y mafias y prostitutas y seres a los que el poder atrae y avasalla. Es un lugar emblemático de la corrupción. Eso, el autor no nos lo dice en las primeras páginas ni en las de en medio, quizá él mismo no lo descubre hasta el final. Las escenas son fuertes y huelen mal, los personajes, Bizuras, el Máster, Ninón, Julio/julia, los otros, se bosquejan al hilo de la narración: nunca se muestran totalmente. En esta novela un halo de pesimismo indica que todo es pantano del que nadie sale, ni siquiera el Bizuras. Los diálogos a veces confusos, como con frecuencia lo es, son inquietantes. Las situaciones de un bajo mundo que queremos  ignorar no son irreales: nos plantan ante algo que permanece en lo obscuro, como la ciudad en la que se vive una doble moral: Perla (de los ángeles).
               

Sobre Los Suplicantes, René Avilés Fabila

raf
Novela inquietante y novedosa. Los suplicantes de Ricardo Cartas, brilla por sus personajes y una trama inteligente. El escritor describe un mundo con frecuencia sórdido, de prostitutas, bares, tragos y reventones, que oculta algo mucho más profundo y sorprendente. La acción ocurre en una ciudad imaginaria, Perla, donde “tiran la piedra y esconden la mano”, es decir, donde reina la hipocresía. Sin embargo, bajo la superficie, hombres y mujeres desarrollan una vida intensa que quebranta los valores establecidos para darle sentido a su existencia. Julio, Medina, Ninón, Lulú, El Gordo, el Máster, Pérez, Teodoro, son algunos de los personajes que deambulan en un ambiente entre divertido, erótico y destructivo que tiene, desde luego, una intención crítica.