#RecomiendoLeer

CLOWNS : Porque el punk rock es la expresión de una enfermedad del alma

IMG_20170611_203623_opt

Camaradas, aquí les dejo la reseña de la primera novela de Felipe Ríos Baeza, la cual fue publicada por la Revista Marvin.

Hace unos días mantuvimos una conversación por Facebook Felipe Ríos Baeza y yo, uno de los eruditos en la obra de Roberto Bolaño y académico reconocido que por fin nos hace entrega de su primera novela.

Lo contacté para comentarle que había terminado de leer su primera novela y que me había parecido conmovedora su historia. Utilizo la palabra “conmovedora” porque Clowns es un fragmento generacional, un pedazo de nuestra historia personalísima y que a pesar de estar narrada en Chile no deja de tener su correspondencia con otros países del continente americano.

Mi generación es igual, Metallica es dios y lo de hoy simplemente es una mierda, pero más allá de esos jaloneos generacionales, hay que entender que el rock es una expresión de una enfermedad del alma. Un malestar que nos lleva a vivir en los límites de donde sale su poética:

Eso. Era eso precisamente lo que diferenciaba a Dylan, a Cohen, a Tom Waits de las huestes de rasgueadores de guitarra. Versos de canción a punto de convertirse en alto poesía. Palabras que taladraban el corazón. O las conciencias (27)

Chile de los noventas no es precisamente el mejor escenario para que surja una banda inspirada en Artaud. Los miembros de la banda son Jano (en la guitarra), Mona (en el bajo (…y en las letras) y posteriormente se sumaría Blas (en la batería). No es la primera vez que nos encontramos con una novela donde se hable de la formación de un grupo de rock en plena adolescencia; sin embargo, creo que es una de las pocas novelas en donde se retoma la poesía, la calidad de las letras como la base de las buenas piezas musicales y donde se cuestiona el equilibro de las sociedades burguesas, la comodidad de lo clasemediero, la armonía, la belleza impuesta por el establishment.

            Felipe Ríos logra construir una metáfora del principio básico del rock, esa bella creación de un animal poético que lucha contra su destino sabiendo cuál es su destino. El rock, lo podemos entender gracias a las palabras de Jano:

Ah, mi buen Blas, así es el muendo del rock: no pidas nada; solo toma lo que tienes delante. Creí que hablaba de Mona, la vedada, pero alejé ese pensamiento como si fuera una mosca. –Eres un ladrón. –No –bramó acercándoseme mucho –solo estamos enfermos (73)

Conmovedora. Sí, esa es la palabra con la que podría definirla; pero nunca nostálgica, a mí por lo menos me invitó a desempolvar la guitarra y balbucear un poco de poesía.

¿Dónde está mi libro de mostros?

Dónde_opt

¿Se acuerdan del post que hice sobre “Los libros que a las mamás no les gustan pero a sus hijas sí”, bueno, pues con la misma anécdota hice un cuento para niños que próximamente se publicará. Por cierto, si alguien está interesado en ilustrarlo puede mandarme un mensajito. A ver qué les parece.

¿Dónde está mi libro de mostos?

La noche es el momento de los mostros. Eso lo sabía muy bien Indira. Cuando el sol se despedía iniciaba el momento en que bajo la mesa, en el closet o entre sus peluches, podría aparecer el mostro preferido.

El timbre se escuchó.

Claro, era el papá de Indira que regresaba del trabajo con su cara de mostro, la cual cambió un poco gracias a los millones de besos que Indira le dio a su papá.
Después se fue corriendo a su habitación para ir en busca del libro de mostros que cada noche el papá mostro le leía a su hija. La niña Indira buscó en su librero, en el librero de su papá, en el librero de la sala, habló por teléfono con sus abuelos y sus tías y nada de nada.

El libro de mostros nunca apareció.

Continue reading

Los libros que a las mamás no les gustan pero a sus hijas sí

IMG_20170423_095210_opt

Hoy es el #DíaDelLibro y por esa razón quisiera recomendarles un libro que seguramente ya han visto varias veces en las librerías de su ciudad. Es una compilación que hace la editorial Silver Dolphin (en español) que lleva por título 50 Historias de monstruosLos que somos adictos a los libros, sabemos que la mayoría de las veces hacemos compras de lo más absurdas, vamos a las librerías, vemos un precio bueno y lo compramos sin saber a ciencia cierta cuándo lo vamos a leer. Así pasó con este libro; sin embargo, la sorpresa fue que resultó ser una de las lecturas preferidas de mi hija Indira.

Entre mayor fama adquiría el libro en mi casa, el disgusto de la mamá fue peor. Así que un día, sin que “nadie” se diera cuenta, el libro que rompía con las estadísticas de la no lectura en México fue desaparecido de la casa. ¿Qué pasó? Bueno, pues la respuesta fue contundente: no son lecturas para una niña de su edad. Por unos días estuve muy molesto, pero después me convencí que podíamos hacer otras lecturas que sí fueran convenientes; sin embargo, la nostalgia por el libro de Monstruos era un fantasma que recorría los pasillos de mi casa.

Así que un buen día, con unas cervezas tuve que convencer a Mayra sobre la importancia de ese libro, que además en su mayoría están basadas en historias clásicas japonesas, griegas, romanas y la oralidad de muchos países. Las cervezas sirvieron y al otro día con un poco de dolor de cabeza regresamos a las lecturas. En increíble el enganche que tiene este libro con los niños y ¡no es nada nuevo! Son las historias fundacionales, los mitos y leyendas tanto de oriente como de occidente. Si quieres iniciarte en la lectura con tus hijos este es un buen libro.

Si te gustó este post ya sabes, déjame un comentario diciendo: No a la censura por parte de las mamás.

¿Quieres que te coma?

 

Taquero-Cartas_opt

Pues ya llegó la historia de abril de 2017. La idea es publicar una de estas historias de manera mensual. En esta ocasión les traigo la historia del Tigre, un taquero obsesionado con la música de José Luis Perales (sí, ya sé que es medio de mal gusto, pero de eso se trata), dueño de una capacidad extraordinaria para ver el futuro de la gente, así como de un sazón único que vuelve loco a cualquiera, incluyendo a Yuri Popoca, su amante que terminó siendo mordisqueada por su taquera preferido.

No les vendo trama.

Es más, lo recomendable es que este cuento se lea con una orden de tacos de machito y una cervecita para que baje con gusto.

Los poco amigos que han leído esta historia me dicen que su vida cambió, que nunca más podrán ver a su taquera preferido con los mismos ojos. Ustedes me dirán cuando los encuentre en la calle o en alguna taquería.

¿Eres papá y se te complica hablar de sexualidad con tu hija?

IMG_20170313_205920_optHoy pensé que no tendría de qué escribir en el blog; sin embargo, al llegar a mi departamento y acercarse la hora de dormir de mi hija, Indira fue a su librero y me pidió que le leyera este libro: El tesoro de Lilith, un cuento sobre la sexualidad, el placer y el ciclo menstrual escrito e ilustrado por Carla Trepat Casanovas. Por un momento pensé en sugerirle alguna historia de monstruos, pero al ver su decisión me quedé callado.

Desde luego que no es la primera vez que hago esta lectura, pero la verdad es que nunca le había puesto mucha atención; puedo argumentar a mi favor que esta es una de las grandes ventajas de las relecturas.

No quietos venderles trama, pero lo que hay que subrayar es la postura político-social desde donde está escrita. En epígrafe de Virginia Satir y una dedicatoria que nos deja en claro la dirección de la historia: “Dedico este cuento a Lilith, la primera mujer hecha a semejanza de Dios, igual que Adán. La primera mujer que se rebeló ante la injusticia, siguiendo su intuición”.

La carga ideológica que lleva consigo el libro en lo personal me encanta, es un punto de vista libre de las herencia machistas pero sin caer en los panfletos. De hecho es un libro con fuertes dosis de poesía, con la cual se nos ayuda a entender los procesos del cuerpo femenino.

Dense la oportunidad de conocer el texto y de compartirlo con sus hijas. Para un papá es además de entretenimiento una herramienta que nos acerca a estos temas que a veces son espinosos, difíciles de comunicar con nuestras chiquillas.

 

De cómo el Capitán Lujuria le cortó los huevos a Gustavito y sus cuervos los desayunaron al amanecer

 

Portada Wattpad-3_optBueno, pues de mucho tiempo después de la muerte de mi amigo René Avilés Fabila, les hago entrega de mi homenaje. Sí, una micronovela que escribí el año pasado con la intención de hacerla una novela gráfica con mi amigo Fernando Figueraz. Quizá en otro momento la podamos hacer, ahora sólo nos alcanzó para las primeras páginas. Le agradezco de todo corazón su apoyo y solidaridad. Por cierto, ¿ustedes sabías que a René lo conocían en el bajo mundo como el Capitán Lujuria? En una de las últimas veces que hablamos le comenté que tenía la idea de hacer una historia en donde apareciera con ese sobre nombre. Le encantó la idea y me dijo:

Historias en el OXXO #2…¡Aguas con los saqueadores!

img-20170106-wa0003

El fin de semana pasado se vivieron días muy difíciles en casi todo el país. Hubo un llamado al saqueo generalizado a plazas, centros comerciales y también a los OXXO. El llamado fue por  redes sociales y sobre todo el el whatsapp. Por ahí circuló los llamados a la violencia y las advertencias a la población. Fue increíble ver tanta manipulación, tanta ignorancia operando a favor del miedo. Nunca había tenido la oportunidad de vivir este tipo de experiencias y lo único que me queda es la reflexión sobre la pobre cultura que tenemos en el país acerca del consumo de información. Creemos lo que nos acomoda, lo que nos enardece y lo primero que nos cae. Eso es terrible y este fin de semana vimos los resultados.

Otra pregunta. ¿Ustedes pueden encontrar la relación con el alza de la gasolina con el robo de pantallas, juguetes…y hasta cervezas en el OXXO? Bueno, pues yo por más que le quiero encontrar lógica no se la encuentro, bueno, pocas cosas en este país tienen lógica; sin embargo, eso también demuestra hacia dónde se mueve la mayor parte de la sociedad mexicana. Está bien que haya enojo, creo que todos sin excepción lo estamos y también creemos que nadie se merece este gobierno que ha terminado de quebrar  el débil equilibro social y económico del país. Sin embargo, no creo que sea buen síntoma el hecho de ver a un país más entretenido en ver qué se tranza que con la manera de cambiar la situación política y social que nos rodea. Si alguien tiene duda de aceptar que estamos enfermos como sociedad aquí está un síntoma, otro más. ¿Alguien vio durante esta jornada a alguien robar comida? ¿Alguien vio alguna protesta por la disminución de los presupuestos a las Universidades? Si siempre estamos criticando a los políticos, por qué en el momento en que debemos de sacar lo mejor de nosotros, hacemos lo mismo que ellos. Es pregunta.