#DeEsoSeTrata

Adiós China Mendoza

Hoy nos enteramos de la muerte de Ma. Luisa Mendoza, la China, la mujer elegante y peleadora a la contra que de haber estado en la elite cultural en su juventud, poco a poco fue siendo olvidada por los intelectuales, lectores e instituciones.

Su posición privilegiada proviene de sus lazos familiares, quienes han ocupado posiciones políticas dentro de los gobiernos de Guanajuato, así como en el gobierno federal. (Gorostieta, párr: 4) Con él, conmigo, con nosotros tres, quizá una de sus novelas más conocidas, fue producto de la beca del Centro Mexicano de Escritores que María Luisa Mendoza gozó en 1968-1969 para ser publicada por una de las editoriales más importantes del país (Joaquín Mortiz) en 1971.

En la tierra de los vampiros puede pasar cualquier cosa

Recibí la invitación por parte de Joseph Rojas para asistir a la función de prensa para la película Crucifixión. Quizá el género que más me gusta es el terror, así que no tuve argumento alguno para faltar. Joseph, también nos abrió la puerta para hacer algunas dinámicas con nuestros radioescuchas y seguidores de redes para que se pudieran llevar algunas pases para ver la peli.

Ahí fue donde empezó lo divertido. Se me ocurrió hacer unos screenshots de algunas de las imágenes del tráiler oficial y convocar a un concurso de memes. Los resultados fueron muy buenos. Click To Tweet

Ya en el día de la función tuve la oportunidad de saludar a Joseph y me formé para entrar. Íbamos pasando por grupos de manera muy sospechosa, ya cuando me tocó pasar me di cuenta del juego macabro. Había una actriz disfrazada que sí te ponía un buen sus con sus gritos.

Sí, mi epitafio será: se equivocó en todo: Guillermo Fadanelli

 

Guillermo Fadanelli y yo (Dale click a la imagen si quieres escuchar completo el podcast)

No saben las ganas que tenía de trabajar este post. Hace ya un mes más o menos Guillermo Fadanelli estuvo en la librería de CCU dando una charla sobre filosofía. Tuve la oportunidad de entrevistarlo y leer su más reciente libro Meditaciones desde el subsuelo.

¿Qué vas a leer en este post?

  1. La entrevista con Fadanelli
  2. Fragmento del libro Meditaciones desde el subsuelo.
Yo en la vida no he dado un curso; espero que sea un fracaso rotundo y en lugar de que aprendan algo espero que olviden algunas cosas. Click To Tweet

Cartas: En tu más reciente libro te haces una serie de preguntas muy interesantes como esta: ¿Tiene sentido continuar escribiendo, reflexionando e imaginando mundos alternativos de convivencia y justicia a estas alturas del siglo XXI, donde todo parece haber sido ya decidido?

Fadanelli: Justamente esa es la pregunta que intenta construir o edificar en el libro.  Que tiene sentido en esta época de tan pocos lectores, telemática, en donde el ver es fundamental sobre leer.  ¿Tiene sentido escribir? ¿Qué clase de conocimiento produce la literatura?  Intento sin ser ni pedante ni incisivo sino a través del rodeo y del paseo literario y de las citas de las lecturas que ha tenido darme una respuesta a mí mismo. Y al darme una respuesta a mí mismo de alguna manera extenderla hacia el lector.  Estoy construyendo una pregunta; una buena pregunta no tiene porqué tener respuesta. Siempre hacemos preguntas  inacabadas, imperfectas y en realidad como lo plantea muy bien Heidegger en Ser y tiempo, construir una pregunta nos puede llevar toda la vida. Y me pregunta y que es todo el libro; esa pregunta que está engarzada en todo el libro es ¿tiene sentido sscribir en esta época en la que la profundidad se ha mudado a la superficie? Donde todo parece inmediato y frívolo. Dónde estamos de alguna manera automatizados o enredados, atrapados en redes como atunes y donde los seres singulares se han escindido y somos mera repetición del otro. Es decir, son preguntas y también críticas que se van dando en este libro.

Me gusta cocinar y soy un goloso: Ricardo Moreno Botello

Ricardo Moreno Botello con la Antropóloga Catalina Pérez Osorio, en la cocina de Ediciones EyC (Fonda de Santa Cruz). (Dale click a esta foto para escuchar el podcast completo)

Hace unos días tuve la oportunidad de entrevistar a Ricardo Moreno Botello, director de la editorial Ediciones de Educación y Cultura, una de las pocas editoriales poblanas que se mueven en el panorama nacional editorial. Ya había visto en las redes y por chismes de varios amigos que Ricardo estaba preparando una bomba editorial: La cocina en Puebla, tradición y modernidad de un patrimonio, elogio de La cocinera poblana. Charlamos largo y tendido en el #DeEsoSeTrata y experimenté algo inédito. Sí, he sentido miedo, nervios, malestares, felicidad en distintas entrevistas; ahora simplemente me dio mucha hambre desde el primer minuto.

Cartas: Ricardo, platícame sobre el origen de este proyecto.

Botello:  Esto fue hace algunos años, no recuerdo, bueno… el título sí lo recuerdo, de lo que no me acuerdo es del año… En alguna ocasión andaba con mi esposa en la Plazuela de Los Sapos y ella me regaló un recetario en alguno de esos puestos que están por ahí, llenos de distintas cosas interesantes sobre todo para los historiadores: billetes, libros, facturas, fotografías antiguas, diarios y todo tipo de baratijas. En esa ocasión me regaló este libro que se llama La cocinera poblana o el libro de las familias.

A mí me gustan mucho los recetarios porque me gusta cocinar me gusta la cocina y soy un goloso. Click To Tweet

Todo esto lo cuento en la en la introducción. Así que me puse a revisar el libro, el cual había sido evitado en 1917 por Herrero Hermanos.  Lo revise, estuve viendo las recetas.  Me di cuenta más o menos cuál era el contenido de la obra y me di cuenta de que era bastante grande pues tiene dos mil quinientas recetas.