🙂 La Justicia

Querido señor tamalero:

Hoy amanecí con un antojo inaudito de unos tamalitos. Creo que nuestro ADN ya está condicionado para que los domimgos abramos nuestros ojitos pensando en un tamal de dulce con su cremita radioactiva o una de rajas, mole y uno oaxaqueño. Desde que inició el confinamiento no me he acercado al ñor de los tamales. A veces paso en la bici o en al auto y lo miro con el deseo del perrito que pasa fuera de una carnicería llena de filetes y aguayón. Bueno, a veces hay que correr algunos riesgos. Preparé mi uniforme de covinidad, mi cubrebocas, mascarilla, gel antibacterial y antes de salir de mi departamente vi el tarot. Uf, claro, vamos a consultarle a los arcanos qué nos dicen sobre el tamal domimguero.

La carta que me salió fue la justicia. El significado de la carta es muy claro, nos indica que las cosas pueden salir bien si se respetan las normas. El tarot me respondió de forma muy clara, ir por el tamal puede ser una decisión razonable, y justa. Respiré profundo y me fui caminando hacia la esquina del ñor tamalero. Pero…

Lo razonable y lo justo se desmoronó al acercarme. De entrada había un chorro de gente, amontonada y pocos llevaban cobrebocas, desde luego, el ñor tamalero no traía y estaba parle y parle, exponiendo su élan sexual con las vecinitas. Muy seguro, razonable y con la cola entre las patas me regresé con mi antojo a mi casa. No sé si ustedes han visto una escena como esta. Seguro que sí. Un domingo más con el antojo tamalero.

Leave a comment