La cena de ayer

Continúan los días extraños. En medio de la pandemia y de sus tremendas consecuencias de vez en cuando surgen cosas positivas. Mientras en las redes sociales todo el mundo se está insultando, hay otro tipo de personas que buscan crear nuevas formas de socialización ante esta nueva vida. Ya sé que todo el mundo anda metido en el zoom y les encanta zoombar, pero yo no había visto que se organizara un maridaje.

Recibí una invitaciòn por parte del Chamán Chelero para comprar un paquete de una chela Paulaner con una salchicha alemana. La verdad es que nunca le había entrado a este tipo de estilos, lo mío, lo mío es la garnacha y el mexicanismo, pero pues qué más da explorar. En tiempos de pandemia hay que entrarle a todo y disfrutarlo.

La cita fue a las 8:30, estábamos un@s cuanto@s conectados. El Chamán nos dio las instrucciones, las mezclas entre los ingredientes y la cerveza y la verdad es que todo estuvo de lujo. Me quedé con ganas de unirme a este club que se junta todos los sábados. Creo que es  una buena forma de ir conociendo estilos de comida y cerveza, pero lo que más me gustó fue la buena onda de la gente. Todo súper tranquilo, a veces hasta con silencios que más que incomodar, me llenaron de rélax.

Reflexión:

Yo creo que ya estamos llegando a un momento en que estamos buscando adaptarnos. Desde mi punto de vista creo que ya no hay que mirar con nostalgia ese mundo en el que vivíamos hace unos meses. Hay que agradecer que lo pudimos vivir, pero aceptar que ya se fue y que otras formas de vida vendrán. Para los que adorábamos la noche, los bares, los restaurantes, caminar al OXXO, los conciertos y todo ese mundo, hoy tenemos un reto tremendo. ¿Cómo se va a transformar toda esa vida? ¿Hacia dónde vamos? Creo que aquí estamos viendo las señales. Vamos a ver.

Leave a comment