Yo y mi papá 🙂 

Papá:

¿Cómo te va por allá? Aquí ni te imaginas. Nomás por aquí te nos fuiste y empezó todo el desmadre. No te iba a gustar mucho esta nueva normalidad, no se pueden hacer fiestas, ni abrazar a nadie que era lo que más te gustaba. Ayer estuve pensando en ti, en los años que viviste y déjame decirte que te tocaron muy buenas épocas. Casi toda tu vida la pasaste en paz, como tú mismo decías: “jodido, pero contento”. Ahora estamos jodidos y tristes. Pero bueno, tampoco hay que quejarse. Te escribo para felicitarte y agradecerte todo lo que hiciste por mí, por mis hermanas.Seguramente allá, donde estés, ya tienes bien preparada tu comida junto con mi mamá. Se te daba muy bien las celebraciones, cantarás un son en zapoteco y seguro brindarás con los que andes por ahí.

Aquí a pesar de estar jodidos también vamos a celebrar, de lejitos, sin abrazos, pero hay que celebrar. Eso es algo que debo de reconocerte, tenía un enorme ánimo por celebrar todo y eso hoy tiene un sentido muy importante. El hoy, el presente, el ahora lo es todo y hay que celebrarlo. Tú sabes bien que no soy muy de celebraciones, pero siento que el agua nos está llegando al cuello, de verdad, así que mejor celebremos hoy porque mañana quién sabe….

Por lo mientras mañana me voy a poner una de esas guayaberas que me dejaste de herencia y me voy a echar unas chelitas en tu honor. Te recuerdo jefe y te extraño, pero jamás desearía que estuvieras aquí. Te fuiste muy a tiempo.

 

Leave a comment