Sicarú y mis PANAM rojos

Queridos guerreros PANAM:

Desde ayer por la noche andan andan en fama total  en el twiiter ya que un chico de una radio independiente le pidió un patrocinio a la marco y al parecer PANAM lo mandó directo a chingar a su madre. Bueno, eso nos puede servir de pretexto para hablar sobre esta guerrera y maravillosa marco. Yo soy de esa generación donde todos, casi todos llevábamos PANAM blancos a las clases de educación física. Yo no sé por qué las escuelas su obsesionaban con los tenis blancos, digo, el color es muy chido, e¡pero es una chinga mantenerlos inmaculados, claro y no faltaba el cabrón que identificaba cuando estaban recién lavaditos para padres darte el pisotón gandalla o cuando llevabas os nuevos y ahí te va el remojo.

Después vino el TLC y la historia cambió. Los monstruos llegaron; sin embargo, PANAM no murió, siempre estuvieron presentes aunque hubo una temporada en que no se encontraban con facilidad, por lo menos aquí en Puebla y los que tenían era como de ay güey ¡unos PANAM! Yo te tenido varios pares que por circunstancias a veces amorosas o por cambios de casa he perdido. Recuerdo que tuve unos rojos que me los ponía con cierta frecuencia, pero a la que era mi chica de esa época le súper cagaba que me los pusiera y por arte de magia un día desaparecieron. Uy, después tuve unos con los colores de la bandera de JAMAICA, eso no sé, creo los dejé en casa de mis papás y después desaparecieron. Actualmente tengo unos rojos que uso muy seguido. De hecho he recibido comentarios de la gente que me encuentro: ¡Uy los PANAM! ¿Te acuerdas? Sí, es una marca que si bien no la usamos mucho, sí la tenemos en nuestro corazoncito con buenos y malos recuerdos.

Atte. RC

Leave a comment