Hace unos meses tuve la oportunidad de hacerle una entrevista a Alberto Arnaut, el director del documental “Hasta los dientes” en donde se detalla el asesinato de un par de estudiantes del Tec de Monterrey. La mirada del documentalista, nos permite adentrarnos a una investigación profunda sobre el hecho y una narrativa escalofriante sobre lo que pasaron estos jóvenes y que bien podría pasarle a cualquiera de nosotros.

Ricardo Cartas: Platícanos un poco la historia, sobre el hecho y también cómo lo empezaste abordar.

Alberto Arnaut: Este proyecto surgió porque yo conocí a uno de estos chicos, a Javier, él era originario del pueblo de mi papá, de Todos Santos de California Sur. Entonces desde el primer momento que me enteré de su fallecimiento y sobre todo, de que habían dicho que se trataban de sicario armados hasta los dientes. De ahí el título del documental.

Eso lo dice primero el procurador, después el Tec lo repite, lo señala también la SDENA y las primeras notas periodísticas hablaban de eso. Los familiares en un primer momento no sabían que sus hijos habían fallecido durante varias horas porque esa era la información que les decían, que estaban armados hasta los dientes.

Después el proyecto fue evolucionando de la misma forma que va evolucionando la información. Después de que se descubre que en realidad eran estudiantes, después de un montón de peritajes de los familiares, la autoridad cambia la versión y dice que murieron en fuego cruzado y después lo que hemos logrado saber y de lo que hemos investigado y lo que publicó en su momento la Comisión Nacional de Derechos Humanos, etc., nos enteremos que en realidad nos fue fuego cruzado. El ejército en lugar de aceptar su error, cuando los hirieron en un primer momento, deciden asesinarlos prácticamente a sangre fría. Entonces de eso va la película. Por un lado, es con la intención de limpiar el nombre de Jorge y Javier, de hablar de quienes eran en realidad, pero también hablar de los que pasó esa noche, el 19 de marzo del 2010.

Ricardo Cartas: Sí ya ocho años desde que nos enteramos de ese hecho y que desafortunadamente quizás desde la década del 90 para acá, no ha habido mucho cambio en nuestro país.

Alberto Arnaut: Lo grave de esta película es que siempre me decían: Oye ya perdió vigencia, tu película es de un caso de hace 8 años, yo creo que ya no va a hacer lo mismo y no sé qué. Desgraciadamente no, desgraciadamente sigue siendo súper vigente, porque sigue pasado casos muy parecidos. Está el caso de las dos niñas que prácticamente fueron asesinadas en Veracruz, en esos mismos años hubo otros dos casos en Monterrey y está el caso de Rubén Espinosa en la Ciudad de México. Muchos otros casos de personas que fueron asesinadas por funcionarios públicos y despué, comienza siempre la campaña de criminalización de las víctimas, de que tenían armas, estaba en algo turbio o que estaban en drogas y no le pagaron al líder, prostitución, lo que sea. Este tipo de cosas siguen sucediendo y mientras la sociedad no reclame y las autoridades no cambie su política pues va a seguir sucediendo. Entonces “Hasta los dientes” busca abonar justamente a eso, que se genere una conciencia en torno a la gravedad de las violaciones de derechos humanos en el marco de la guerra contra el narcotráfico.

 

Ricardo Cartas: Es interesante observar este sistema de repeticiones, yo acabo de leer por ejemplo, “Huesos en el desierto” de Sergio González y lo que tú estás comentando también es un poco de lo que dice Sergio, es decir, aparecen los casos de las primeras muertas en Juárez y lo primero que se dice es que andaban en malos pasos, que estaban haciendo esto, que se vestían de tal forma y ese es un argumento tan débil, tan superficial que finalmente ya lo toman como algo común en ese tipo de declaraciones y desafortunadamente mucha gente lo cree y ese es un grave problema.

Alberto Arnaut: Sí, justo esta parte de intentar ayudar a las familias de limpiar el nombre de Jorge y Javier se hace también por eso, por hacer cuestionarse a las personas, al público en torno cuestionar las noticias que escuchan todos los días y sobre todo las declaraciones de los funcionarios públicos.

Ricardo Cartas: Oye, la ya expusiste, ya pudiste probar tu documental ante la opinión pública; es una experiencia importante.

Alberto Arnaut: Es una experiencia fuertísima porque la gente sale muy conmovida, me agradecen por haberles mostrado eso, pero, a la vez salen con un nudo en la garganta y los ojos llorosos, porque es una película fuerte, no los voy a engañar, pero creo que es capaz de despertar consciencias y cambiar la forma en la que vemos la situación de la violencia en nuestro país.

 

Leave a comment