Hoy nos enteramos de la muerte de Ma. Luisa Mendoza, la China, la mujer elegante y peleadora a la contra que de haber estado en la elite cultural en su juventud, poco a poco fue siendo olvidada por los intelectuales, lectores e instituciones.

Su posición privilegiada proviene de sus lazos familiares, quienes han ocupado posiciones políticas dentro de los gobiernos de Guanajuato, así como en el gobierno federal. (Gorostieta, párr: 4) Con él, conmigo, con nosotros tres, quizá una de sus novelas más conocidas, fue producto de la beca del Centro Mexicano de Escritores que María Luisa Mendoza gozó en 1968-1969 para ser publicada por una de las editoriales más importantes del país (Joaquín Mortiz) en 1971.

Además, María Luisa Mendoza fue una de las periodistas culturales mejor posicionadas en el país, teniendo espacios en la televisión[1] y en la prensa; sin duda fue uno de los perfiles más completos en el aspecto no literario; sin embargo, uno de sus errores estratégicos que más consecuencias le trajo a toda su obra fue el haber sido Diputada Federal por el partido hegemónico y del cual provenían todos los miembros del gobierno que había asesinado a los estudiantes en 1968:

Yo he tenido una nube negra sobre mí, en primer lugar ser mujer, después mi carácter, otra, ser muy inteligente –perdón por la vanidad–, y ser pobre y luego ¡oh Dios mío!, ser diputada, y no me lo han perdonado. Conocí la soledad y la sigo conociendo, por que La mafia era y es dueña de los viajes, los premios, las becas, los nombramientos, todo. Yo formé parte de esa mafia pero me echaron pronto porque yo era demasiado conflictiva, demasiado explosiva”, dice esto último casi para sus adentros, como si le pesara mucho. (párr.: 26)

Así se fue la China Mendoza, dueña como pocos escritores y periodistas de un estilo único, reconocible a simple vista. Esperemos que sus obras puedan tener ediciones, estudios, puntos de vista que puedan ayudar a que su obra pueda ser leída por otras generaciones. Descanse en Paz.

[1] De hecho en el artículo “La China Mendoza y su amor por la vida” de Abraham Gorostieta publicado en Nexos, la China declara que ella fue la primera escritora en participar en la televisión con Jacobo Zabludowsky. (párr: 18)

Leave a comment