Lo que uno vive antes de ir al partido de Lobos BUAP

Compartir en:

LobosPachuca

Los sábados por la tarde es el mejor horario para el futbol; bueno, por lo menos es lo mejor para mí. La jornada 3 estaba preparada para un encuentro quizá no muy apetitoso para la afición de Lobos (creo que para ninguna); sin embargo, después de la goliza que me metió Lobos a Gallos supuse que habría un poco de más de gente que en el primer partido.

Así que tomé mis precauciones. Fui a medio día a C.U. a conseguir un par de boletos para la cabecera norte en donde estaría con la banda de la Vagancia. El departamento en donde vivo está muy cerca y tardé 5 minutos en llegar. Entré y me estacioné en la taquilla en donde no había ni un alma. Me sentí bien, pero también muy mal, cómo era posible que nadie estuviera interesado en comprar boletos para hoy. Llegué y luego, luego me batearon:

Apenas me estaba saliendo cuando vi una cola respetable de unas cien personas.

-¿Aquí es la cola para los Lobos? –les pregunté de manera muy amable, pero eso no quita el carácter estúpido de mi pregunta.

-No, es para el Puebla –contestó un chistoso que provocó la risa de toda la gente.

-Ay joven, pos ni que fuera para las tortillas.

Poco a poco iba llegando gente a la cola, la mayoría caminando; aunque no faltó el que se metió con todo y auto (vocho amarillo); ya saben, muy sácale punta y que yo y que a mí, pero los DASU firmes y hágale como quiera, pero aquí no se estaciona. El vocho amarillo desapareció.

La gente caminó y cuando me tocó comprar mi boleto le pedí uno con descuento y uno normal.

-¿Su credencial? ¿Su pago es en efectivo?

-Sí, en efectivo

-¿Y su credencial?

-Es que se me perdió, pero aquí traigo mi ticket y mi credencial de elector.

-¿Y eso qué? Aquí dice credencial.

-Con eso puedo acreditar que trabajo aquí, ándele…

-No, si toda la gente anda bien enojada con nosotros.

-Pero por qué si ustedes son muy amables

-Ay joven

-Ándele y saldré diciendo lo bien que hacen ustedes su trabajo.

-Pero que sea la última vez.

-Se los juro.

Salí con mis boletos muy contento y en los puestos de afuera estabas las cemitas, gorras, todas esas cosas que se venden y que crean una atmósfera de súper lujo. A pesar de que las cemitas son mi perdición me dije no, ahora es momento de invertir. Así que me fui a las playeras y me la compré. En ese momento estaban llegando algunas camionetas con aficionados del Pachuca muy sobraditos, echando su desmadre y hasta se dieron el lujo de bajarse de la troca y se echaron una porra medio mamona. El señor de las playeras y yo los vimos con temple de vaqueros observando al forajido.

-Les vamos a romper su padre va a ver –dijo el vendedor mientras escupía en el piso.

Y como vi que era religioso (aunque no sé muy bien de cuál porque tenía una especie de ranas y santos no reconocidos por el establishment) le dije:

-Pues prenda la veladora para que ganemos.

Creo que peor cosa no pude haber hecho, el vendedor volteó a verme.

-Gracias eh, al rato nos vemos…

Por un momento pensé que me iba a dar un golpe; pero no, todo bien. De ahí me fui a comer con mi suegra porque era su cumpleaños. Obviamente llevaba puesta mi playera y esperé a que llegara la hora. A las 4 pm tomé el Rápidos de San Antonio que me llevaría a C.U., bueno, por lo menos me acercó porque ya no pudo pasar. Los que íbamos al partido nos bajamos unas cuadras antes, íbamos contentos, emocionados. En la entrada me encontré con varios amigos unos con boletos otros enojados por la cola que había en ese momento. Mi sobrino Dany y yo entramos. El estadio lucía hermoso y casi lleno. Nuestros amigos de la Vagancia nos recibieron con una bandera y cantamos durante los dos tiempos. El resultado ya lo saben, para qué se los repito.

By

Escríbeme: yosoy@ricardocartas.com

1 Comment
  1. NachoVargas August 7, 2017 at 4:00 am

    Excelente relato, casi me imaginé haciendo la travesía del juego, y más cuándo el vendedor miró a los forajidos, espero la siguiente de los Pumas o mejor aún Vs. El Ame!

    Arriba Lobos BUAP

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *