Una clase de literatura a partir de los tacos

Taquero
Hoy como es el Día del taco hice un paréntesis en mi curso de distopías y armé una sesión sobre la tecnología que ha hecho evolucionar los amados tacos. Para esto, eché mano de unos de los libros más divertidos que he comprando: La tacopedia libro editado por Déborah Holtz y Juan Carlos Mena.

Tacopedia_opt

La clase consistió en primer término en hacer la lectura de la primera parte que lleva por título “Para abrir boca”, en el cual se relata la historia del maíz. La historia de esta planta es súper interesante, ya que no se considera como una planta que surge de manera natural así como la conocemos, sino que ha sido intervenida tecnológicamente por el ser humana para domesticarla. Es decir, a pesar de que me quise alejar de la Ciencia Ficción que han poblado el actual círculo de lectura, la tecnología se manifiesta. Sin embargo, llegamos al clímax cuando leímos la aportación del nixtamal, el proceso que permite que tengamos tortillas para el taco.

También hicimos la lectura de algunos testimonios de los taqueros que se incluyen en el libro y después hicimos la reflexión de cómo se han incorporado distintas culturas culinarias en el taco. El mejor ejemplo y que no se incluye en esta Tacopedia es nuestro poblanísimo taco árabe. Cuando lancé la pregunta a los chicos sobre el origen de estos tacos ninguna pudo tener una respuesta cercana. Afortunadamente Paco Coca recientemente publicó en radiobuap.com un muy buen artículo sobre estos tacos.

Creo que la historia tuvo un buen impacto y gracias a los tacos árabes tuvimos oportunidad de charlas sobre lo benéfico de las migraciones. Tuvimos oportunidad de compartir cuáles fueron nuestros orígenes y cuáles son los platillos que nos identifican con ese pasado. Es increíble la diversidad que puede haber en un grupo tan pequeño. El ejercicio final es un súper viaje. Después de todo lo que leímos, ahora hay que redactar una historia futurista sobre la evolución de un platillo. ¿Cómo será el mole de Cholula dentro de 5,000 años? ¿Cómo serán los tacos de marchitos dentro de 100? ¿Cómo te imaginas que sea el aguachile en 3,000? Bueno, pues eso es lo que leeré en una semana.

 

By

Escríbeme: yosoy@ricardocartas.com

0 Comments

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *