Otra razón más para usar la bicicleta

img_6288

No me hice ciclista por conciencia ecológica, ni por militancia alternativa. Me hice asiduo a la bici por necesidad, porque en el lugar donde vivo sólo hay lugar para un sólo auto y lo utiliza mi Mayra. Después de todo es ella quien anda de aquí para allá con mi hija. Aunque a veces, cuando me ganaba la flojera, tomaba la Ruta 72, una de las peores de todo el transporte público en Puebla. Tarda muchísimo y siempre viene hasta el copete. De verdad, ahí fue donde en verdad me sentí como ciudadano de quinta, siempre al capricho de un chofer enfurecido creyéndose MadMax. Bueno, pues me entero por medio de la prensa que es la ruta más insegura de toda la ciudad, la que ha tenido más asaltos en las últimas semanas.

Afortunadamente nunca me ha tocado, pero por si las moscas, nunca más la vuelvo a usar, así que aquí hay otro elementos para acudir a la bicicleta como medio de transporte. No hay de otra.  Estoy condenado a liberarme de los maltratos de los choferes. Aunque también he de reconocer que eran momentos muy divertidos y reveladores. Si se quiere patentar la realidad de la ciudad hay que subirse a la ruta 72. Claro, muchos me dirán que la buena es la 33 o el Boulevard CU, o la 10. Creo que todos los que padecemos el transporte público, sabemos que en su mayoría muy peligrosas.

 Esta semana, incluyendo sábado y domingo, mi forma de transporte fue la bici. Me mojé un poco un par de veces pero la pasé muy bien y ahorré como $200, los cuales invertiré en la novela de Emma Cline que lleva por título Las chicas. Dicen que es muy buena, vamos a ver si es cierto, ya les contaré en estos días si fue así.

By

Escríbeme: yosoy@ricardocartas.com

0 Comments

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *