Si eres un glotón, vaya al país de Jauja

Jauja

Vamos a continuar con los mejores libros  ¡Según su papá, claro! de la biblioteca de mi hija. Ahora le toca a un libro rarísimo: El país de jauja de Kasparavicius, en una versión libre del poeta Francisco Segovia. Hace unos minutos cuando iba a empezar a escribir esta reseñita tuve una corazonada que me dijo, a ver, a ver, qué tal si buscamos algo en la red antes de empezar. ¡Wow! ¡Qué bueno que lo hice! Lean lo que dice la señora Wiki cuando le ponemos El país de Jauja Yo no les voy a decir nada, ustedes lean y saquen sus propias conclusiones. Bueno, yo cuando leí el antecedente en lugar de molestarme se me hizo súper interesante, el mundo del libro, lleno de absurdos, mundos al revés, glotonería, sin sentidos, está narrado en verso altamente musical. El fragmento que más le gusta a mi hija es el siguiente:

Los peces-globo del hijito de las cañas de pescar y el fogón bien encendido bajo el agua de la mar. Si cada pez marcha solito a la mesa del lugar, donde encuentra muy buen sitio, va que vuela a su platillo cada pollo así y asá, cada pollo así y asado, cada pollo así y asá.

El libro no tiene desperdicio, las ilustraciones y la “historia” son buenísimas. Si lo leen con sus hijos unas cuantas veces verán que sus pequeños lo tendrán en la memoria y lo repetirán como pericos, ya saben cómo son.

Esta es una canción medio gacha que encontré sobre el país en el que quiero vivir.

 

 

Leave a comment