Autor anónimo de Felipe Galván

Compartir en:
autor anonimo 4

Portada de Autor anónimo de la primera edición

No es la primera vez que Felipe Galván dedica un libro al tema del 68. Tengo en mi biblioteca por lo menos dos obras: Antología del Teatro del 68, publicada en 1999 y Octubre dos, historias del movimiento estudiantil cuya segunda edición vio la luz en el 2013. Así que, estamos ante un autor que además de haber vivido el momento histórico que significó el parte aguas para la democracia en México en el siglo XX, se ha ido forjando como un especialista de las expresiones literarias que han surgido a partir del 68.

Parte de ese interés es la publicación de la novela Autor anónimo, publicada en 2006, dedicada a la indagación no sé si con pretensiones de verdad histórica, pero sí psicológica de uno de los personajes “clave”, oscuros y odiados de la vida política de la segunda mitad del siglo XX de nuestro país. Me refiero a Francisco Gutiérrez Barrios, que en el texto aparece como Francisco Cetina Novelo, político mexicano que ocupó cargos de Gobernador, Senador, Secretario de Estado, Subsecretario, Director de la Federal de Seguridad, entre muchos otros puestos; sin embargo, es durante su estancia en Dirección Federal de Seguridad en donde se da a conocer como un hombre frío, cruel, corrupto, que actúa de forma disciplinada para reprimir a los estudiantes y a cualquier guiño de oposición al régimen:

Tú, el discreto y efectivo operador estrella de la Dirección Federal de Seguridad, tú el efectivo creador de pandillas paramilitares tlatelolqueras y sancosmesinas, tú el artífice de la lucha antiguerrillera, el paradigmático defensor de la continuidad partidaria en los últimos treinta años de tu partido en el poder, tú el gobernador de la ejemplar metodología disciplinaria en tu gobernado Departamento, te sentías ahora como un inútil senador nacional. (23)

Felipe_Galvan_Rodriguez_dramaturgo

Felipe Galván

 

Pero ¿cómo es que se puede formar un perfil así? Creo que eso es lo más interesante de la novela del Galván, que puede reconstruir detalles de la niñez y adolescencia de Francisco Gutiérrez Barrios,  explicando la razón de su comportamiento. Uno de los conceptos que aprendió desde muy joven, durante su formación militar, fue el aprecio al dolor:

El dolor, siempre el dolor en relación con el frío, es una relación casi mecánica […] Te duele, luego existes o existes porque te duele. Interesante relación entre tu vida y el medio; si duele sirve, si no duele tal vez sea algo totalmente intrascendente y no requiera en lo más mínimo de tu interés. […] Santo dolor del alma mía, eres mi historia, mi aviso de vida, mi siempre compañía. Estuvo contigo en la vida militar, te acompañó en la Federal de Seguridad, lo tuviste a la siniestra en la Subsecretaría del Interior, se pasó a tu diestra en la Secretaría, en la gubernatura de la comunidad olmeca-totonaca-huasteca e, incluso, ahora en la senaduría nacional por los mismos referentes culturales prehispánicos de la comunidad. (7)

Galván describe a Francisco como un hombre duro, curtido a partir de golpes y disciplina. Pocas veces se asoma el Francisco sensible, la mayoría de las actividades políticas que le tocaba llevar a cabo las cumplía como una orden incuestionable. Disciplina que compartían los que pertenecían al partido y que al ser testigos de la organización de los jóvenes estudiantes, no tenían otra forma de responder más que con represión. Existe en la novela de Galván un ligero intento por humanizar al personaje. Indaga a través de su exacerbado ego, sus frustraciones y obsesiones sexuales, al ser humano que goza con el dolor de los demás. Su ego lo lleva a querer imitar a Mauricio Garcés, con quien llega a tener una amistad, que cobra mayor importancia, ya que gracias al actor logra conocer  a la que sería el amor de su vida, la “niña Velasco”, actriz de la época que termina muriéndose de una sobredosis de cocaína. La relación con Mauricio Garcés, fue de una utilización mutua. El actor lo llevaba al mundo que Francisco siempre había soñado y Mauricio hacía negocios con las relaciones de Francisco.

fidelyfer

Francisco Gutiérrez Barrios y Fidel Castro

Otra de las obsesiones del protagonista es su gusto por a obra de José Revueltas. ¿Qué puede tener en común Francisco y José Revueltas? Nada, son como agua y aceite, pero la fijación de Francisco por el dolor lo hace recurrir y admirar la obra de Revueltas aunque en el mismo día que lo leía, también lo mandaba a encarcelar.

Los ánimos de Francisco por ser escritor lo llevan a intentar en varias ocasiones a iniciar libros, pero siempre había algo más importante, llamados de la policía, movimientos qué reprimir. La única ocasión que pudo completar un libro, fue el informe que hizo sobre el 68. Galván nos sugiere que Francisco fue el autor de uno del famoso libro que se regalaba en grandes cantidades y que contenía el discurso del Estado en relación con el movimiento.

Otro de los puntos nodales de la novela es la relación de Francisco con las autoridades militares de Cuba. Se subraya en la novela una gran contradicción en el personaje y que a la vez la comparte con el gobierno mexicano. Francisco conoció a Fidel Castro y al Che Guevara en México, los tuvo en sus manos para detenerlos, pero prefirió ayudarlos para que pudieran zarpar desde Tuxpan para llegar a liberar a la isla. Además, México fue el único país latinoamericano que conservó relaciones con Cuba después de haberse instalado la revolución. El gobierno mexicano siempre apoyó al gobierno de Fidel Castro; sin embargo reprimía todas las voces que desde el interior del país reclamaban un estado ya no socialista, sino un poco más horizontal.

Autor anónimo de Felipe Galván, junto con Disparos en la oscuridad de Fabrizio Mejía Madrid, son de las novelas más recientes del 68. Muestran una evolución en el manejo del tema; ya no lo hacen desde la perspectiva de los jóvenes que participan en el movimiento, ni de los obreros, ni de las víctimas; la crónica de los hechos ya se ha escritor en las novelas que las antecedieron. Ahora  sus proyectos literarios giran en torno a la perspectiva de personajes clave del gobierno mexicano en esa década, su vida, la formación de su carácter, sus obsesiones. Entender un poco sobre las vidas de Francisco Gutiérrez Barrios en el caso de Autor anónimo de Felipe Galván y de Gustavo Díaz Ordaz en Disparos en la oscuridad de Fabrizio Mejía Madrid, es una buena opción para entender los hechos del 68; finalmente , ellos y otros fueron los responsables de la represión no sólo del 68 sino de todos los abusos, desapariciones y muertes de los grupos guerrilleros que se formaron a partir de movimiento estudiantil.

By

Escríbeme: yosoy@ricardocartas.com

0 Comments

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *