La patria celestial de Salvador Castañedas

Compartir en:

Mov68 (1)

Parto de una pregunta ¿se le puede considerar a La patria celestial de Salvador Castañeda una novela del 68?  Puedo decir que es una novela del post 68, una novela de la guerrilla mexicana, la cual fue una consecuencia para muchos de los jóvenes que participaron en el movimiento estudiantil y que optaron por la radicalización de la lucha.

Rito, el protagonista de la novela, vive los tiempos del movimiento del 68, inclusive está presente mientras se lleva a cabo la represión en la plaza de Tlatelolco; sin embargo, no forma parte del grupo de jóvenes que organizan el movimiento. Rito es un militante de la izquierda radical que no cree en el movimiento civil para la transformación del país, él como sus camaradas creen en el enfrentamiento armado como único medio derrocar al estado corrupto y así lograr la imposición de una régimen más justo. De hecho, hay comentarios del narrador en donde “critica” la ingenuidad del movimiento:

Tercamente históricos estaban ahí merodeando a la muerte, inconscientes, movidos por algo enajenante, sin gobierno; por un impulso intangible, sin embargo más fuerte y poderoso que el mismo ejército, que el mismo miedo, que la misma suma de las voluntades de todos. (18)

Mov68 (7)

La novela es de una factura increíble; una prosa difícil de penetrar, compleja en su estructura e imágenes, pero llegando por momentos a grandes niveles poéticos que de inmediato nos llevan a pensar en El apando de José Revueltas, incluso en su analogía sobre el encarcelamiento social, ¿quién está encerrado? ¿Los que encuentran en Santa Martha o los que están afuera, estrangulados por el sistema? Este es un tema que se podría desarrollar a profundidad. La vida carcelaria en la novela dota de imágenes poderosas que nos ayudan a recrear la estancia de Rito en la cárcel; lugar de deshumanización, donde el preso es víctima de los peores tratos; tanto, como pedirle sexo a la mamá de uno de los presos para alivianarlo:

Para desafanarlo el cabo le pide a la mamá por unas horas en la visita. El hijo le insiste a su madre para que él pueda salir del infierno. Le cuenta que ya no puede y tiene que ayudarlo. Ella cede. Durante algún tiempo él no participa en nada. Su mamá antes de llegar a verlo y entregarle lo que le trae, se pasa una hora encerrada con el cabo en la celda. Sale maltrecha, besa y abraza al hijo y llora con él. Luego se retira hacia la libertad, tranquila por su hijo. (24)

Este pasaje nos conecta de inmediato con el Carajo, personaje de El apando de Revueltas, quien también utiliza a su madre como moneda de cambio para tener mejores tratos dentro de la cárcel; al parecer, en ese tipo de espacio la lógica social se rompe y se impone otra que transgrede los mínimos acuerdos sociales:

El tallar del encierro largo y la soledad los ha endurecido para ablandarlos. Tenían rotas las suelas de los zapatos, mecates anudados a modo de cinturones; hongos en la piel inmunes a los medicamentos que dan en la cárcel; húmeros hasta los huesos; los intestinos ulcerados. (30)

Mov68 (4)

 La patria celestial es el terreno de lo imposible, donde Rito anhela llegar, pero el poder, la mentira, la traición de muchos de sus compañeros del mismo movimiento, así como la indiferencia social, le impide asomarse a esa patria. Esta es una situación que llama la atención, ya que Rito y los que conforman el movimiento se ven sí mismos como héroes capaces de cambiar el país; sin embargo, al paso del tiempo las reflexiones llegan:

Aquel transcurrir en ese sitio tenía una frialdad de ceremonia. Era un lugar escondido, apenas un rincón en una ciudad descomunal llena de rincones, de tantos rincones como habitantes, y reflexionaba: ¿Quién se ocupa de nosotros? ¿Seremos realmente la vanguardia de alguien? Y las bases ¿dónde están?, ¿sabrán que tienen una vanguardia? (44)

Cabe destacar que esta novela tiene perspectivas autobiográficas, históricas. El grupo armado MAR existió y Salvador Castañeda fue miembro. También es real el dato sobre su estancia en la Universidad Patricio Lubumba, su estancia en Corea del Norte, así como su estancia en la cárcel de Santa Martha después de los secuestros de Duncan Williams y Zuno Hernández, de hecho, queda claro en la novela que el movimiento es una continuación de las guerrillas campesinas de Lucio Cabañas.

            Con esta novela, podemos recrear la parte más radical de la izquierda mexicana y el oscuro mundo de la Dirección Federal de Seguridad encabezada por Miguel Nassar Haro, sus prácticas

            Es evidente que el movimiento del 68 no es el centro de la novela de Salvador Castañeda; lo es la vida de Rito dentro de la organización guerrillera y su relación con el poder; sin embargo, es un aspecto que enriquece la atmósfera de esos años, observar el comportamiento de las organizaciones disidentes, su composición, sus “contradicciones” y desde luego su final.

Te dejo este documental que quizá te interese para que te metas al tema de la Guerrilla en México.

 

By

Escríbeme: yosoy@ricardocartas.com

0 Comments

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *