El Pipope Poblano visita “La Norberta”

Desde hace meses varios amigos me habían recomendado el caldo de camarón de este lugar. Uno hasta se atrevió a decirme que era el mejor que había probado; bueno, pues entonces me decidí.   
De entrada el lugar tiene una ondita innegable, me encantó desde la entrada. Además, tiene un aire de casa Cholulteca que me gustó mucho. Y no tuve de otra que pedir el caldo de camarón.

 
Antes de que nos tomaran la orden, la mesera nos advirtió que no tenían terminal. ¡Uy! Hice memoria de cuánto dinero traía y también localicé imaginariamente dónde está el cajero más cercano. 

   
No sé quién tenga más culpa, el lugar por no tener terminal o yo por siempre confiarme en que habrá. Hice cuentas y traía en efectivo $370 para que comieran tres personas. Decidimos ajustarnos al presupuesto y pedir por fin el caldo de camarón.

 
Llegó la ora. Lo trajeron en una presentación muy coqueta junto con una torta de cochinita. Y efectivamente el caldo estuvo buenísimo, supongo que para un crudito es una esperanza para seguir viviendo.

   
Quizá lo que no me terminó de gustar es que sólo traía 4 camarotes; digo, eran de buen tamaño, pero cuatro son poquitos. Bueno, también hay que aceptar que está justo para el precio que se paga.

¿La Norberta es recomendable? Pues claro. Es un lugar muy padre, orgánico y con la onda Cholula a flor de piel. Nomás lleven sus moneditas, no se me vayan a confiar.    
   

Leave a comment