Día Mundial Sin Auto: “Mi crónica”

FullSizeRender-3

I

Acepté el reto de los Bocionudos de andar un día sin auto. Bueno, en realidad eso no es nada extraordinario, porque acostumbro muy seguido andar en bicicleta, pero debo de aceptar que ya llevaba un par de semanas sin montarme, estas condenadas lluvias no me han dejado. Así que me dije: ¡Cartas, hoy tienes que regresar y vamos a estrenar la nueva ciclovía! El primer problema que me surgió en que la bici no estaba en mi casa, no me acordaba que la había dejado en mi oficina, bueno, eso no podía quebrar mi juramento. Me lancé a la calle en busca de la odiaba y querida ruta 72. Odiada cuando va llena, amada cuando me deja un asiento y puedo dedicar cerca de media hora a la lectura. Wow, no lo podía creer, al salir de mi departamento vi al camión justo afuera, entonces corrí y corrí y resulta que no era la ruta 72 sino la 33. A los cinco minutos pasó la única y verdeara ruta 72 pero no me subió porque efectivamente estaba a media calle y con el nuevo reglamento…disculpe las molestias.

Caminé hacia la esquina y junto con una chamacona esperamos la ruta 72 que afortunadamente venía con algunos asientos vacíos. Tampoco pude leer porque me venía dando el sol tremendo. Fue muy divertido.

FullSizeRender-4

II

Vi las fotos de la inauguración de la Ciclo Pista y me dieron unas ganas tremendas de correrla. No llovió y entonces se me hizo. La ruta es casi la mismo que siempre uso. Pero la verdad es que sí cambia. Te sientes más seguro y subir y bajar los puentes es la onda total. No conté el tiempo, sólo me concentré en gozar el viaje, en tratar de buscar escenas para describir en esta crónica. Casi todo el viaje fue un lujo, excepto el clásico idiota que se estaciona en la nueva ciclovía, de verdad, no miento, creo que este hombre le podría dar el premio al valemadrismo civil. Ya me imagino lo que ha de llegar a platicar en su casa: Valen madre esos ciclistas jodidos, ni crean que voy a respetar su pinche ciclovía.

FullSizeRender-5

 

FullSizeRender-6

Bueno, aquí como en todos lados hay de todo.

Por lo mientras cumplí el reto.

 

Saludos

 

 

 

Leave a comment