Siempre hay algo de Iván García en mis canciones

ATT00001No recuerdo cuándo fue la primera vez que escuché a Iván García. Muchos de mis amigos me recomendaron que le pusiera atención a sus canciones. Después me lo topé de forma continua en los pasillos de la Facultad de Filosofía y Letras de la BUAP hasta que coincidimos. Para mí, ha sido uno de los descubrimientos más significativos dentro del rock poblano. En su propuesta musical encontramos ecos de oscuridad: The cure, Peter Murphy, Joy Division, pero también tiene raices del movimiento rupestre generado en la década de los 80 en la Ciudad de México: Gerardo Enciso, Carlos Arellano y Rafael Catana.

De estas dos vertientes, Iván García retoma las escencias y nos hace llegar una propuesta oscura y deslumbrante, con un nivel de lirismo que llena todo el vacío de contenidos que frecuentemente se hace presente en el rock nacional. A raíz del lanzamiento de su nuevo LP que lleva por título Frik, tuve la oportunidad de entrevistarlo hace unas semanas para charlar sobre su disco, el proceso creativo de sus canciones y la relación de los temas de sus rolas con su vida.

 R.C.: Hace unos minutos terminé de escuchar todo el disco y redescubro a un Iván García con mucha fuerza, ¿En qué periodo de tu vida se gestó Frik?, ¿Cómo fue qué planteaste esta producción?

Iván García: Este material tenía que ver la luz antes que el Espantapájaros pero debido a que no contábamos con los requerimientos técnicos para que sonara como nosotros lo imaginábamos, lo aplazamos un par de años, hasta que nuestro productor Víctor Hurtado nos dio la oportunidad de grabarlo en el distrito federal, en La Milagrosa estudio. En cuanto al sonido, el disco tiene un aire viejo a new wave de los ochenta pero sin que esto lo haga parecer caduco o anacrónico, es una producción de los dos miles con espíritu ochentero.

La lírica no es tan oscura como en Espantapájaros, aunque seguimos coqueteando con la muerte y el suicidio. Como ejemplos está la pieza que le da título al disco: Frik, que habla sobre un Stalker y su obsesión por una mujer, o Abducción que trata sobre un cuarto contacto amoroso y pasional, Cómic que bien podía ser el himno de varios frikis u Otakus o canciones clásicas de nuestro repertorio como La Cita, Soundtrack para un cuento de terror y Sempiterno.

ATT00002

 

R.C.: Cada una de esas rolas como lo mencionaste, representan a un joven que está viviendo intensamente y sobre todo con mucha honestidad, me salta mucho el track No. 3 que se llama Autobiografía, es una rola fuerte, platícanos sobre esa relación que hay entre tu vida y lo que planteas en la lírica de las rolas.

Iván García: Ahorita que estoy dando mi taller platicaba justamente de esto, no puedes escribir de lo que no has vivido, desde mi perspectiva, parte del escritor es engañar, es hacer creer a la persona que esto es real, entonces, las rolas tienen su lado ficticio, su parte exacerbada, exagerada, pero también tienen algo de el Iván García de carne y hueso, algo de ahí es real.

R.C.: ¿Y no resulta doloroso? En casi todas las historias, en todas las rolas encontramos a Iván García desde su lado más obscuro, desde el desnudo.

Iván García: ¡Sí!, es parte del arte hacer catarsis, yo lo tomo de esa forma, es decir, no es que le ande contando mis cosas a la gente, es una forma de expresión, cuestión de hacer poesía. No falta el chavo que después del concierto te dice, ¡oye Iván! ¿neta? Y me gusta hacer bromas entorno al tema.

R.C.; ¿Cómo todo un rock star?

Ivan García: ¡A fuerza chavo!

ATT00003

R.C.: Siempre incluyes mucha literatura en tu música.

Iván García: Sí, en este material hay dos canciones basadas en textos literarios, “el cuervo y el armario” que está inspirado en Aletter to Elise de Israel Miranda, y Chicos modernos que está basada en Sagrada sagradamente de Michael Strunge, un poeta danés al que nombraban como poeta punk y que se suicidó hace treinta años.

R.C.: Este disco, ya lo habías mencionado, lo guardaste durante un tiempo, ¿Cuántos años tenías cuando escribiste estas rolas?

Ivan García: Las compuse a la edad de 19 a 22 años más o menos, incluso hay un video de la cita, que está filmado en La milagrosa estudio, dónde se grabó Frik y dónde en ese momento tenía 19 años y estoy cantando con guitarra acústica únicamente.

R.C: ¿Qué sigue después de Frik?

Iván García: Ahorita nos encontramos haciendo presentaciones en nuestra ciudad y haremos una breve gira por el norte del país. Mientras tanto ando con mis talleres y encerrado en mi cueva componiendo para el próximo experimento de Iván García y Los Yonkis.

R.C: ¿Cómo te ves en diez años?

Iván García: Seguramente más destruido, pero en pie de guerra, tocando con Los Yonkis y consolidados como una figura importante en la escena roquera nacional.

 

Yonkis:

Iván García – Guitarra, voz y composición.

Carlos I. Carrillo – Guitarra y sintetizadores.

Fernando Cabrera – Bajo.

Julio Lino – Batería.

Leave a comment