Desde mi bicicleta

Abrí esta nueva sección de mi blog para escribir algunas historias que he pasado en mi bicicleta desde hace unos años. Para empezar quiero decirles que la bici es un símbolo que me lleva siempre a la felicidad, a la sencillez y a una versión distinta del desarrollo. Hace unos años, cuando daba clases en la presa Zapata y mi hija estaba recién nacida, me propuse ir y venir del trabajo en la bici. Por un lado me gustaba la idea de recuperar mi pasión por la bici, pero también me ayudó a ahorrar y sobre todo a recuperar mi condición física. Me costó trabajo decidirme, pero lo logré, el ejercicio me sirvió como una terapia, sacaba toda mi energía negativa y llegaba a las 7 am en punto, sonriendo. Mis alumnos de aquellos años se morían de la risa al ver entrar a su profesor de lenguaje a la presa en su bicha verde con negro. Salían de los balcones a saludarme como si fuera el ser más extraño del mundo. En esos años daba unas cuantas clases en la presa, ahorraba hasta el último centavo, no compraba nada que no fuera extremadamente necesario, fumaba muy poco, leía como loco y escribía una de mis novelas más divertidas (Bilopayoo Funk), es decir, dejé que floreciera el hipo que siempre he llevado adentro; después vinieron más responsabilidades, prisas y un cambio de casa que me complicó la costumbre bicicleta. La distancia se duplicó, pero ahora estoy decidido a regresar y además escribir todo lo que piense mientras monto la bicicleta. Ya veremos si tengo la suficiente voluntad, ya quiero sentir el frío en la cara, quiero ver el mundo desde otro punto de vista, quiero sonreír mientras los demás sufren. Ya les estaré contando.bici

By

Escríbeme: yosoy@ricardocartas.com

0 Comments

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *