Los monstruos enfermos me atacan

El libro que les recomiendo hoy es “Monstruos enfermos” de Emmanuelle Houdart. Yo lo leo muy seguido con mi hija Indira. Creo que me gusta más a mi que a ella. La prueba es que hasta hice una breve historia de un sueño que tuve ayer después de su lectura. Ojalá les guste. Ahí les va:

Mi hija Indira y yo estábamos traumados con un libro enorme de Monstruos Enfermos. Todas las noches leíamos las historias del Coco con migraña, de La mujer lobo que le sangraba la nariz, El vampiro con dolor de muelas y otros monstruos que morían de diarrea. Era divertido y era como una especie de embrujo para que mi hija pudiera dormir unas horas mientras amanecía. Bueno, todo fue muy tranquilo hasta que les dio por presentarse y hacerme la vida imposible.
El libro, por su gran tamaño no podía estar junto a los demás en el librero. Lo tenía en un espacio especial que había en la cabecera de mi cama. Siempre que lo terminaba de leer lo acomodaba junto a unos acetatos viejos que había conseguido por una ganga.
Una noche, quizá mientras soñaba (no voy a entrar en detalles), una maravilla de sueño que al otro día me hizo sentir bien, pero también muy mal. Bueno, pues exactamente en ese momento sentí que una plasta caliente llenaba toda mi cara. Ni siquiera pude abrir los ojos. Hice los clásicos movimientos de cuando sales de la alberca para limpiarme la cara del líquido con olor a caca. ¡Era caca! ¡De las más apestosas que el planeta tierra pido producir! El apagador estaba a unos pasos. Necesitaba cerciorarme de que en verdad se trataba de caca. Justo cuando iba a prender la luz escuché una risita que me hizo (literal) cagarme de miedo.
Seguí la dirección del ruido y escuché unos pasos que se alejaban hacia el closet. Estaba seguro, se trataba de El diablo que tenía diarrea. ¿Y ahora qué le iba a inventar a mi esposa? No me iba a creer que un Diablo llenó de caca la cama. Escuché las carcajadas del Diablo, del Vampiro y de los demás Monstruos. Llamé a mi hija y fue ella la que abrió el libro y los invitó a regresar a sus historias. Mi hija tiene carácter, les dijo que no se volvieran a meter con su papá. Y yo me sentí muy bien.

20140729-212735.jpg

Leave a comment