Me subo a la bicicleta

La semana pasada decidí montarme a la bicicleta. Desde hace tiempo tenía ganas de hacerlo pero por una u otra razón lo había dejado para después (como siempre). Pero hasta que no te llega el agua al cuello… Resulta que el jueves me desperté muy tarde y no tenía de otra más que llevar el auto al centro (de Puebla), para los que no son de Puebla les explico: llevar el auto a esa zona de la ciudad es un a pesadilla. No hay lugares dónde estacionarlo y si lo encuentras, tu auto puede desaparecer o si tienes suerte nomás unos gandallas le hacen un rayón o se desaparecen tus llantas. La cosa se pone peor si llegas en el transcurso de la mañana y ya no encuentras un desgraciado lugar. Tienes que meterlo al estacionamiento y eso en verdad te sale muy, pero muy caro, es más hasta hay que evaluar qué te sale más caro, dejar tu auto en el estacionamiento o de plano no ir a trabajar. El jueves di algunas vueltas hasta que me encontré con un espacio amplio, sospechoso, algo me decía que no lo dejara ahí, pero al ver el reloj ya ni la pensé. Llegué a mi clase a tiempo y me sentí muy feliz. Sin embargo, cuando salí del salón una de mis alumnas (con la cual casi siempre coincido en la ruta) me reclamó. Sí, la pobre estaba casi chillando pues se habían subido al microbús unos rateros. No sé qué le robaron pero en lo primero que pensé fue en mi Ipad ¡Qué hubiera hecho! ¡Suicidio! De los días de perro nadie se salva, quizá me había salvado de los rateros en el micro, pero al llegar a mi auto vi en el parabrisas una infracción que mañana tengo que pagar. ¡Nadie se salva! Por esa razón ya mandé a arreglar mi bicicleta y ya me compré mi casco. A ver cómo me va.

1 Comment

  • visiklkticos
    Posted October 15, 2012 4:58 am 0Likes

    Ricardo te ira muy bien! nosotrxs estamos para servirte y ayudarte, en lo que podamos para hacerte una ruta segura!

Leave a comment